herencias

cuando no me puedo dormir
me paso la mano
por las piernas.

me gusta ronronear
mecanicamente

asi era la cancion
con la que mi mama me acunaba
cuando despegaba la alfombra
con la aspiradora.

era muy adepta
a la limpieza.

yo la herede al reves
y la deshonro cada noche
tocandole el cuerpo
a la hija que ella acuno
con turbinas de pelusa
y escamas
muertas.

los muslos se emancipan
y la respiracion flaquea

estiro las piernas hasta el fondo destendido
de mi cama revuelta
y con los pies busco
las partes frescas

clavo los talones
y vuelvo harando hacia el centro

donde confluyen mis extremidades
en una paja.

me froto / murmuro deseos blandos / fantasias de nena perversa
la planta rugosa de los pies / los dedos duros / los filos de carne

erecta

pienso en manos anonimas
de caricias certeras.

evocaciones que hacen bien

son pocas / han sido pocas
pero alcanzan para desatar una chispita con temblores

que ensordece
mas que tu recuerdo, mama
hecho de maquinas
perfectas.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo marimagdalismos

2 Respuestas a “herencias

  1. Ingrid

    hola te leo hace tiempo me gusta tu forma d expresarte
    ojala todas tuviesemos esa libertad de hacerlo
    segui asi.

  2. Me alegra que hayas vuelto, me lei todos los posts nuevos…
    Increible como escribis..

    Una libertad, un realismo tan cruel, que siento que puedo estar ahi, y comparto tu placer.. tu libertad..

    Acá birra en mano, acabo de brindar por vos…

    Besotes!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s